LSSI: obligaciones sobre la información que hay que poner en nuestra página web

LSSI (o LSSICE) son las iniciales de Ley de Servicios de la Sociedad de Información de España, aunque en realidad su nombre completo es Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de Información y Comercio Electrónico.

Esta LSSI tiene como objeto la regulación del régimen jurídico de los servicios de la sociedad de la información y de la contratación por vía electrónica, en lo referente a:

  • Las obligaciones de los prestadores de servicios, incluidos los que actúen como intermediarios en la transmisión de contenidos por las redes de telecomunicaciones.
  • Las comunicaciones comerciales por vía electrónica.
  • La información previa y posterior a la celebración de contratos electrónicos.
  • Las condiciones relativas a su validez y eficacia.
  • El régimen sancionador aplicable a los prestadores de servicios de la sociedad de la información.

Aquí encontrará el texto completo de la Ley, publicada en el BOE.

Esta ley se modificó posteriormente en algunos aspectos, que se recogen en el capítulo II de la nueva Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.

New York City - Times Square panoramic

Entre otras cuestiones, una de las cosas más sencillas de cumplir, pero que se incumple regularmente, es que obliga (artículo 10 de la LSSI) a poner a disposición de los destinatarios del servicio y de los órganos competentes, en todas las páginas web disponibles en Internet (salvo las que se limitan exclusivamente al ámbito doméstico o de actividades personales, no económicas), un mínimo de información de forma permanente, fácil, directa y gratuita. Esta información, que suele incluirse bajo el título “Aviso Legal” o “Nota Legal”, debe contener al menos los siguientes apartados:

  • Una clara identificación del responsable del sitio: nombre o denominación social, residencia o domicilio, dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita establecer una comunicación directa y efectiva.
  • El dominio utilizado.
  • En el caso de que su actividad estuviese sujeta a un régimen de autorización administrativa previa, los datos relativos a dicha autorización y la identificación del órgano competente encargado de su supervisión.
  • Si ejerce una profesión regulada, tienen que indicarse los datos del Colegio profesional al que se pertenezca y número de colegiado, el título académico oficial o profesional con el que se cuenta y las normas profesionales aplicables al ejercicio de su profesión, igual que los códigos de conducta a los que se esté adherido, junto a los medios a través de los cuales se puedan consultar, incluidos los electrónicos.
  • El número de identificación fiscal que le corresponda.
  • Información clara y concisa sobre el precio del producto o servicio, indicando si se incluyen o no los impuestos aplicables y, si procediese, todo lo relacionado con posibles gastos de envío.

También es habitual incluir, dentro de esta Nota Legal, la información referida a Propiedad Intelectual, uso de los contenidos, responsabilidades y protección de datos. Respecto a la LOPD, tema de gran interés, prometemos abordarlo pronto en otro artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *